ACCJ

Una Breve historia…

El 7 de enero del año 2005, se publica en el Diario Oficial, la ley 19.995, la que establece las Bases Generales para la autorización, funcionamiento y fiscalización de casinos de juegos, y con ello, se da inicio a una nueva industria en nuestro país, la que pretende consolidarse con los años en un referente de entretención y de alternativa turística.

La ley de casinos, contemplaba la creación de 17 nuevos casinos en el país, lo que determinó el acercamiento de importante inversionistas nacionales e internacionales, que se sometieron a una exhaustiva fiscalización y a un largo proceso de licitación, en el cual, quedaron los mejores y que confiaron en el éxito de la esta naciente industria.

Esta ley, tiene una particularidad que la hace única a nivel mundial, y es que, además de la creación y autorización de nuevos casinos, se pretendió que esta industria fuera un polo de desarrollo a nivel turístico,  es por ello, que los inversionistas, no solamente debían presentar proyectos y diseños de los casinos, sino se contemplaba proyectos integrales que incluían Hoteles, en su mayoría de cuatro y cinco estrellas, spa, bowling, cines, gimnasios, discoteques y restaurantes.

Se pretendió que el desarrollo de la industria de la entretención y del turismo, estuvieran privilegiados en las distintas regiones del país, y es por ello, que en la Región Metropolitana se prohibió por la ley la creación de casinos.

Además, de los beneficios evidentes de contar con casinos e infraestructura hotelera en las regiones de nuestro país, estas se ven directamente beneficiadas a nivel económico, y es así como el 20% de los ingresos de los casinos se destinan a la comunidad, distribuidos en un 10% para el municipio y otro 10% para el gobierno regional.

La fiscalización de los casinos, desarrollada por la Superintendencia de Casinos de Juegos, se encuentra absolutamente regulada, lo que le da a la industria las más absolutas características de seriedad y transparencia.

El corto tiempo de funcionamiento de los casinos y de sus obras complementarias, han sido recibidas por la comunidad como un aporte y alternativa de entretención que sin duda, se consolidarán como el patrimonio turístico de nuestro país.

Es por esta razón que todos de los casinos, concientes de su responsabilidad, y con el fin de sustentar  y acrecentar la nueva industria, es que  ese han unido a través de una asociación gremial, denomina Asociación Chilena De Casinos de Juego.