Comunicaciones

Las jugadas de Enjoy y SunDreams para ganar en la licitación de casinos

Varios términos sacados del póker, como "oil in" que implica jugarse todo lo que se tiene hasta "bluff", servirían para describir las jugadas de los ejecutivos de Enjoy y SunDreams para tener una mano ganadora en la licitación de casinos municipales. Las dos primeras audiencias, donde se recibieron ofertas para cuatro de las siete licencias en juego sirvieron para analizar la estrategia del oponente. Y fue recién en la tercera fecha, con las plazas de Coquimbo e Iquique en disputa, que la cadena ligada a la familia Martínez, hizo la primera movida.

El equipo liderado por el gerente general de Enjoy, Gerardo Cood, llevó una importante cantidad de cajas, lo que hacía suponer una doble y abultada apuesta. Además, se inscribió en segundo lugar para entregar esta documentación. Como lo seguro era que pelearían por Coquimbo, la duda era cuántas fichas pondrían para arrebatarle la sala de Tarapacá a SunDreams. Esto, dicen conocedores del tema, habría obligado a la sociedad chilenosudafricana a redoblar su apuesta.

¿La sorpresa? Enjoy no ofertó por Iquique y se retiró del recinto llevándose todo el material. Esto se leyó como una jugada para desgastar financieramente al oponente de cara a la última audiencia, el plato fuerte del proceso Viña del Mar. Con la lección aprendida ambas empresas llegaron a este acto con la decisión de no jugar primero, lo que incluso los dejó al borde que el concurso fuese declarado desierto. Para evitarlo y tras minutos de tensión, Enjoy hizo su oferta. Claro que SunDreams se había preparado con una segunda oferta para reaccionar ante una nueva jugada de Enjoy.

Fuente: El Diario Financiero

Noticia Anterior

Siguiente Noticia